Publicador de contenidos

Volver a la página índice
« Atrás

El Dr. Manuel Galiñanes liderará el debate internacional sobre el tratamiento de la cardiopatía isquémica

27-11-12

Más de 30 expertos internacionales en enfermedades cardiovasculares debatirán el futuro de la cardiopatía isquémica el próximo 28, 29 y 30 de noviembre en el CosmoCaixa de Barcelona.

El Dr. Manuel Galiñanes liderará el debate internacional sobre el tratamiento de la cardiopatía isquémica

El Dr. Manuel Galiñanes, responsable del grupo de Terapia Reparadora del Corazón en el VHIR, liderará las jornadas ‘Unsolved Problems in Heart Repair' que organitza Biocat en el marco de B·Debate, en colaboración con el VHIR. El doctor destaca que estamos ante "una oportunidad única de establecer las bases para la realización de estudios en animales que proporcionen el conocimiento necesario para el tratamiento efectivo del paciente con insuficiencia cardíaca".

Entre los asistentes al encuentro destacan Dominique Charron, experto en el efecto sobre el sistema inmune de la administración de células alogénicas (que provienen de un donante), Bernardo Nadal-Ginard, que fue el primer investigador en promover la idea de la capacidad regeneradora del miocardio, y Asterios Tsiftsoglou, experto en los mecanismos reguladores de la aplicación clínica de la terapia celular.

El objetivo del programa, estructurado en tres días, es analizar los retos de la cardiopatía isquémica en la investigación básica, los estudios clínicos, y la ética y los organismos reguladores que inciden en esta enfermedad.

La cardiopatía isquémica se debe a factores de riesgo no modificables, como la edad y el género, pero también a otros que son consecuencia de malos hábitos, como el tabaquismo y el colesterol elevado. Provoca numerosas secuelas a largo plazo y de hecho, es la enfermedad cardiovascular con más prevalencia: solo en Europa y los Estados Unidos, se tratan anualmente 1,5 millones de infartos agudos de miocardio.

Según las últimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardiovasculares fueron en el año 2008 las responsables de un tercio de las defunciones mundiales y se prevé que hasta el año 2030 continúen siendo la principal causa de mortalidad en todo el mundo.