Publicador de contenidos

Volver a la página índice
« Atrás

Investigadores del VHIR descubren una proteína de gran valor en cáncer colorrectal

16 de enero de 2013

Esta proteína viene a completar el arsenal existente y ha sido patentada, a la vez, como posible marcador de crecimiento del tumor y como diana terapéutica.

 

Un equipo del CIBBIM-Nanomedicine (Molecular Biology and Biochemistry Research Center for Nanomedicine) del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) ha encontrado que una proteína llamada condensina, con un papel fundamental en la división celular, tiene una elevada actividad en el cáncer colorrectal, ayudando a que la célula tumoral pueda dividirse rápidamente. La inhibición de esta proteína lleva a la muerte de las células tumorales, por lo tanto la aplicación de esta investigación se centra en sus propiedades como posible marcador de crecimiento del tumor y, al mismo tiempo, como diana terapéutica en cáncer colorrectal.

Esta proteína tiene ya una patente transferida por sus propiedades como marcador de proliferación celular tumoral y como diana terapéutica.

El estudio, publicado en la revista Journal of Biology and Chemistry, revela que esta proteína está directamente regulada por la vía Wnt, principal vía molecular implicada en cáncer colorrectal. Los resultados del estudio también explican cómo esta vía Wnt aumenta la expresión de las condensinas, proteínas con un papel importante en la condensación cromosómica, como indica su nombre, e imprescindibles para la rápida división de la célula tumoral. "El papel de estas proteínas también se ha comprobado, de manera inversa, en modelos animales, es decir, se han bloqueado estas condensinas y se ha visto que su inhibición conducía a una muerte celular tumoral rápida", explica el Dr. Simón Schwartz Jr., director del CIBBIM-Nanomedicine.

 

Cuando la célula se divide es necesario ordenar la información genética

Un tumor se caracteriza por su división incontrolada. Para poder realizar la división celular, las células organizan su información genética en paquetes (condensación cromosómica), para evitar pérdidas y destrucción del material genético, de manera comparable a los paquetes y embalajes que se hacen en el caso de una mudanza. Se ha descubierto que las condensinas son unas proteínas implicadas en esta condensación cromosómica y sirven para poder hacer esto de manera rápida y ágil. Siguiendo con el símil, se podrían comparar las condensinas a algo así como a los profesionales del empaquetamiento de la empresa de mudanzas.

 

El tumor establece relaciones moleculares complejas, para asegurar su supervivencia

Este estudio del CIBBIM-Nanomedicine, en su parte más técnica, ha identificado de manera precisa cómo las células tumorales utilizan en beneficio propio estas condensinas y cómo la producción de esta proteína está regulada por la vía molecular Wnt, implicada en el tumor colorrectal. Esta vía Wnt, interactuando con otra vía oncogénica -β-catenina- y por medio del factor de transcripción génica TCF4 promueve la sobreexpresión de las condensinas y, de esta manera, el tumor se asegura su velocidad de división celular, para sus propios requerimientos.